Conoce a tu piel, ¡conócete!

Como ya muchas veces hemos escuchado, la piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, pues lo recubre en su totalidad.

Algunas de sus funciones, además de actuar como protección contra el calor, la luz, las lesiones y los parásitos, son:

  • Regular la temperatura corporal.
  • Almacenar agua y grasa.
  • El tacto, ya que se trata de un órgano sensorial.
  • Evita la pérdida de agua.

Las características de la piel, como el grosor, la textura y el color no son iguales en todo el cuerpo. Por ejemplo, la cabeza presenta más folículos pilosos que cualquier otra parte y en ellos nace el pelo; mientras que la planta de los pies no tiene ninguno y es mucho más gruesa, al igual que la piel que se encuentra en las palmas de las manos.

La piel está compuesta por diferentes capas y cada una de ellas desempeña diferentes funciones:

    1. Epidermis

La epidermis es la superficie de la piel y está compuesta, a su vez, por cinco capas, entre las cuales se encuentran:

Estrato córneo (capa córnea). Capa más externa, se renueva constantemente; previene la entrada de muchas sustancias extrañas, así como la pérdida de fluidos corporales.

Queratinocitos (células escamosas). Se encuentra debajo del estrato córneo, está compuesta por células escamosas que, cuando maduran, conforman la capa córnea.

Capa basal. Es la más profunda de la epidermis y contiene células basales, las cuales se dividen continuamente, formando nuevas células escamosas que reemplazan a las antiguas, que ya se han desprendido de la superficie.

La epidermis contiene melanocitos, que son las células encargadas de producir melanina, sustancia que interviene en la pigmentación de la piel.

    1. Dermis

La dermis es la capa intermedia de la piel, se halla debajo de la epidermis y sobre la hipodermis. Se trata de una capa muy gruesa, pues contiene un gran número de elementos como:

      • Vasos sanguíneos.
      • Vasos linfáticos.
      • Folículos pilosos.
      • Glándulas sudoríparas.
      • Fibras de colágeno.
      • Fibroblastos.
      • Nervios.

La dermis se mantiene unida gracias a una proteína llamada colágeno y está conformada por fibroblastos, los cuales se encargan, principalmente, de la cicatrización.

En esta capa, se encuentran los receptores del dolor y del tacto.

  • Hipodermis –

 

La tercera capa de la piel y la más profunda, se llama hipodermis o capa subcutánea.

Está conformada, en su mayoría por grasa, pues de esta manera ayuda a que tu cuerpo se mantenga a buena temperatura, ya que sirve como aislante. Además, puede absorber los golpes, lo que impide que se presente un daño mayor a alguno de los órganos internos.

Esta capa también funciona como estructurante, pues mantiene en su sitio a los órganos que se hallan bajo ella.

Los componentes que integran al tejido subcutáneo son:

  • Ligamentos cutáneos.
  • Nervios cutáneos.
  • Grasa.
  • Vasos sanguíneos y linfáticos.

Ahora bien, si tu intensión es comenzar a cuidarla para que con el paso de los años, tu piel siga luciendo como de una chica de 20 años, debes tomar en cuenta que necesitas un poco de ayuda extra. Es decir, el uso de productos especializados, puede ser muy útil para: el cuidado de la piel, la aparición de arrugas, las líneas de expresión, las ojeras; en sí en el cuidado facial.

Tales como son los productos de Cicatricure, elaborados por Genomma Lab, empresa que a pesar de los comentarios para desprestigiar, es transparente con respecto a sus productos y comparte información como la que a continuación te mostramos para que puedas confiar en lo que te aplicas sin ninguna duda.

“Cicatricure crema facial: Orientado al cuidado facial, especialmente formulado para ayudar a disminuir las arrugas y líneas de expresión.

Cuenta con diferentes estudios de seguridad y eficacia cosmética.Un estudio de eficacia cosmética realizado por CLAIM en Argentina en 2013 (protocolo No. 0161-13-11E MOD) comprobó que Cicatricure crema de Genomma Lab reduce arrugas y líneas de expresión. El estudio se realizó instrumentalmente y por autopercepción en una evaluación desarrollada a tiempo 0, 14 y 28 días, en distintas zonas del área facial y escote, con aplicación del producto 2 veces al día, comprobando la mejoría de las arrugas en las zonas evaluadas.”

Ahora que ya conoces a tu piel y a una excelente opción para mantenerla cuidada, ¿qué dices? ¿te animas a probar estos métodos?